Improving life step by step - Greenyard Annual Report - greenyard.group
Greenyard-cover-banner.jpg

Mejorar la vida paso a paso

Florens Slob

Cómo la sostenibilidad crea valor para cada eslabón de la cadena

La sostenibilidad ha ocupado siempre una posición central en nuestra empresa, desde nuestros orígenes como negocio familiar, hasta la multinacional que constituimos en la actualidad. Como uno de los principales proveedores de productos alimenticios saludables, mejoramos la vida contribuyendo a estilos de vida más saludables y a un modo más sostenible de alimentar a la creciente población mundial. “Somos un elemento de conexión en la cadena alimentaria, lo que significa que asumimos una gran responsabilidad para con nuestros agricultores y la misma naturaleza para crear cadenas de valor alimentarias aún más sostenibles”, dice Florens Slob, director de sostenibilidad del grupo.

El sector de las frutas, verduras y hortalizas, depende como ningún otro de los recursos naturales, unos suelos saludables, la biodiversidad y unas condiciones climáticas favorables. “Consideramos nuestro deber limitar el impacto de nuestras actividades y garantizar que las generaciones futuras también tengan acceso a estos productos”, dice Florens Slob. “El mero cumplimiento de las regulaciones básicas y el marcado de casillas no es suficiente. Nuestros objetivos de sostenibilidad no están diseñados simplemente para quedar bien. Queremos mejorar la vida de verdad: estimular estilos de vida más saludables, crear cadenas alimentarias más sostenibles y hacer que los agricultores reciban una retribución justa por sus esfuerzos”.

Creación de valor económico

Con frecuencia, los esfuerzos de sostenibilidad van de la mano con la creación de valor económico. “En parte, esto es bastante obvio”, dice Florens Slob. “La reducción del consumo de agua, la energía, los embalajes o el desperdicio conlleva inevitablemente menos costes. Además, estamos operando dentro de una cadena de valor compleja y global que todavía contiene aspectos ineficientes. Mientras que ya estamos recogiendo los frutos que cuelgan a poca altura, aún hay oportunidades de reducir el desperdicio y limitar nuestro impacto ambiental racionalizando la logística, optimizando el almacenamiento y creando un mejor equilibrio entre la oferta y la demanda”.

Greenyard está en perfecta posición para realizar esta transición. “Tenemos un amplio conocimiento de la cadena alimentaria en su totalidad y nuestro extraordinario modelo de negocio conecta a los agricultores más estrechamente con nuestros clientes, para crear una cadena de suministro alimentario más eficiente y más sostenible. Además, cada año suministramos aproximadamente tres millones de toneladas de frutas, verduras y hortalizas en todo el mundo. El considerable tamaño de nuestro negocio significa que, incluso los pasos más pequeños que damos tienen un impacto real y tangible”.

Nuestra hoja de ruta sostenible
• Un abastecimiento responsable para garantizar una cadena alimentaria sostenible en los aspectos ambiental y social.
• Reducir la huella ambiental de nuestras operaciones, haciendo hincapié en la energía, el agua, el embalaje y el desperdicio.
• Colaborar con nuestros clientes para desarrollar y promover conceptos alimentarios saludables y sostenibles.

A partir de los logros de los años anteriores, Greenyard está dispuesta ahora a acelerar su viaje hacia la sostenibilidad. En nuestro próximo informe sobre sostenibilidad presentaremos más detalladamente la hoja de ruta, junto con los resultados actualizados de nuestros esfuerzos.

Trabajamos con toda la cadena

Contamos con todos los ingredientes para colocar a Greenyard como elemento de conexión en mitad de la cadena de suministro alimentario. Pero, es evidente que no podemos llevar a cabo esta transición en solitario. “Colaboramos con nuestros clientes para definir adónde queremos llegar y cómo podemos crear valor añadido. Trabajando conjuntamente, necesitamos sensibilizar e implicar a los consumidores, contarles la historia detrás de nuestros productos, sobre los agricultores, sus explotaciones y su arduo trabajo y pensar también en la problemática a que se enfrentan. Elegir correctamente supone que se tienen los conocimientos suficientes. En nuestro caso y también en el de los minoristas y sus consumidores. Este es un viaje que deberá hacer que la elección de lo saludable sea lo fácil y la elección de soluciones saludables una parte lógica de la misma ecuación”.