Devolver a la naturaleza - Informe de Sostenibilidad de Greenyard - greenyard.group
Greenyard-cover-banner

La agricultura regenerativa salvaguarda la producción futura de comida

Wijnand Sukkel

 

La biodiversidad está desapareciendo de nuestro planeta a un ritmo cada vez más rápido. Las prácticas agrícolas actuales están poniendo en peligro la producción futura de comida. Necesitamos desarrollar nuevas tecnologías y métodos para hacer que la transición a la agricultura regenerativa restablezca la biodiversidad y devuelva a la naturaleza, dice Wijnand Sukkel, que es un experto en tierra y trabaja como agroecólogo en la Wageningen University y en el centro de Investigación (WUR) en los Países Bajos. Una de las áreas de investigación principales en la que está trabajando actualmente es la Granja del Futuro; donde se prueban nuevas formas de agricultura regenerativa con todos los conocimientos del WUR con, como telón de fondo, nuestras formas actuales extremadamente eficientes y optimizadas de agricultura.

coccinella

¿Por qué la biodiversidad es tan importante para nosotros?
La biodiversidad es un término general para todas las especies diferentes que tenemos en nuestro planeta, tanto fauna como flora. Es un aspecto crucial para salvaguardar el equilibrio y la estabilidad en nuestros ecosistemas naturales, que son mucho más frágiles de lo que pensamos. La biodiversidad asegura agua limpia, tierra fértil y un clima estable.

La biodiversidad no sólo es importante para la agricultura y para la producción de comida. También nos da recursos naturales para vivienda, ropa, combustible y medicinas. Sin estos recursos estaría en peligro nuestra existencia.


¿Por qué están poniendo en peligro nuestro futuro las prácticas agrícolas actuales?En muchos sentidos, nuestros sistemas actuales de producción de comida están caracterizados por monocultivos, y la mecanización en masa y el uso de fertilizantes y pesticidas han sido necesarios y exitosos. Nos han permitido suministrar alimentos asequibles a la creciente población mundial. Sin embargo, hoy están sobreexplotando nuestros recursos naturales y poniendo en peligro nuestra producción futura de alimentos.

Los modos actuales de producción de alimentos son una de las causas principales del descenso de la biodiversidad en todo el mundo. Están asolando nuestro planeta y agotando nuestros recursos naturales a una velocidad cada vez mayor y contribuyendo a las causas del calentamiento global


¿Cómo podemos vencer estos desafíos?
Es necesario desarrollar métodos de producción de alimentos que devuelvan a la naturaleza, restableciendo e incluso aumentando la biodiversidad usando, a su vez, menos recursos. Al mismo tiempo, necesitamos adaptar nuestras prácticas agrícolas a las condiciones meteorológicas extremas que se están volviendo cada vez más frecuentes. Sin embargo, el desafío principal es combinar estos objetivos con unos ingresos suficientes para los agricultores y alimentos asequibles para consumidores.

La bueno es que esto puede hacerse. En Lelystad, WUR está trabajando en la granja del futuro. La diferencia es visible inmediatamente. Los diferentes cultivos se esparcen por los campos, mientras que los bordes del campo, las zanjas y los bordes de la carretera están en plena floración. El paisaje es menos monótono y los árboles, arbustos y flores están reapareciendo. Sin embargo, también estamos introduciendo nuevas tecnologías: las máquinas agrícolas han sido sustituidas por máquinas autónomas más pequeñas. Esto puede volverse, especialmente para la agricultura, incluso más importante en países como los Países Bajos, ya que encontrar la fuerza laboral adecuada se está haciendo cada vez más difícil.


¿Qué puede hacer Greenyard para ayudar?
La transición hacia la agricultura regenerativa no es fácil. Requiere mucho esfuerzo e inversiones en nuevos conocimientos y tecnología. Cada eslabón de la cadena necesitará dar pasos importantes. Los agricultores afrontan el mayor desafío, ya que tendrán que hacer cambios importantes en su manera de trabajar, aunque no pueden hacer esto solos. Ellos dependen de los precios que obtienen por sus productos y de los conocimientos y tecnologías a su disposición.

Una empresa como Greenyard pueden conectar ambos extremos de la cadena de valor asociándose con
clientes y agricultores. Si queremos hacer que esto funcione necesitamos apoyar esta transición recompensando a los pioneros que están deseando implicarse ofreciéndoles mejores precios, condiciones favorables o incentivos basados en resultados medioambientales. Los gobiernos y las empresas también tienen una responsabilidad importante para aumentar la concienciación de las implicaciones de nuestra producción de comida actual. A menudo, damos por sentado que la comida estará en el plato, sin darnos cuenta del duro trabajo y de los muchos recursos que se necesitan para producirla.