Administración hídrica - Informe de Sostenibilidad de Greenyard - greenyard.group
Greenyard-cover-banner.jpg

Administración hídrica

El agua dulce es un recurso vital para cultivar frutas y verduras. También es un elemento decisivo en nuestros procesos de producción en Greenyard Prepared y Frozen, donde la usamos para lavar, procesar
y preservar nuestros productos. En nuestra división Fresh usamos agua para lavar verduras recién cortadas y ensaladas que usamos en nuestros productos de comida preparada.

Y, a pesar de que las frutas y verduras tienen una huella hídrica relativamente baja comparado con otras muchas categorías de alimentos, somos muy conscientes del valor del agua fresca y de buena calidad y nos esforzamos por reducir su consumo y mitigar los riesgos de todas las formas que podemos; no sólo en nuestras operaciones, sino en toda la cadena de valor.


Nuestro enfoque
Greenyard revisa frecuentemente los riesgos relacionados con el agua en todas sus plantas de procesamiento usando el Filtro de Riesgo de Agua WWF. Alrededor del 3% de las extracciones de agua de Greenyard proviene de áreas con un peligro de agotamiento moderado. La planta depende en un 90% de agua (potable) municipal y en un 10% de agua subterránea. Otras plantas están ubicadas en zonas con un peligro de agotamiento muy limitado o bajo.

En Greenyard estamos comprometidos con la reducción de nuestro consumo de agua cada año. El parámetro clave es la intensidad del agua de nuestros productos procesados. También medimos el consumo y vertido de agua en todas nuestras plantas. La información obtenida se usa para establecer los objetivos de reducción anual y para identificar las iniciativas clave para lograrlos. Una monitorización constante asegura que la calidad del vertido del efluente de agua siempre esté en línea con los estándares de los reglamentos locales y permisos.

Reconocemos nuestra responsabilidad en la salvaguardia del uso sostenible del agua en toda nuestra cadena de suministro. El 24% de los volúmenes de frutas y verduras suministrados por Greenyard provienen de países con un índice de agotamiento del agua de 3 (Filtro de Riesgo de Agua WWF). La proporción sigue siendo estable en línea con la cesta de productos en la que ofrecemos a nuestros clientes un abastecimiento todo el año desde diferentes orígenes. Intentamos apoyar a los agricultores para trabajar de manera más eficiente y asistirles con certificación cuando se necesite.

consumo de agua
zanahorias lavadas

 

Nuestro progreso
Este año Greenyard consumió 4.78 millones de m3 de agua en nuestras propias operaciones, un aumento del 6% causado, principalmente, por el aumento excepcional de las ventas (10%) y debido al hecho de que las divisiones intensivas de agua de Frozen y Prepared se enfrentaran al almacenamiento de productos congelados y enlatados durante los posteriores confinamientos. Sin embargo, la intensidad del agua en estas divisiones se redujo en un 2% debido, principalmente, a las mejoras de la eficiencia del agua en nuestros procesos y a inversiones para reutilizar el agua. Los flujos de agua relativamente limpios son tratados y limpiados en un bucle controlado que nos permite la reutilización en partes específicas de nuestros procesos.

Greenyard se ha comprometido con el mapeo del riesgo hídrico de todo su equipo de agricultores para 2025. Este año el foco está en las visiones Frozen y Prepared, junto con una entidad empresarial importante de Fresh. Juntas representan el 46% de nuestros volúmenes suministrados. Esperamos mapear el riesgo hídrico en un 80-90% de nuestros volúmenes suministrados para 2022, alcanzando el 100% para 2025.

Para una mayor transparencia llevamos desde 2020 revelando nuestros riesgos e impactos relacionados con el agua en los términos del CDP (seguridad hídrica). Estamos encantados de conseguir una puntuación B en nuestro primer año de participación.


Planes de futuro
Además de nuestro compromiso con el mapeo del riesgo hídrico de todo nuestro equipo de agricultores para 2025, también pretendemos reducir más la intensidad del agua en nuestras plantas de proceso mediante inversiones continuas de eficiencia hídrica y un mayor tratamiento de aguas residuales. Para 2025 (comparado con 2019) pretendemos reducir en un 10% más la intensidad del agua en nuestras divisiones de Frozen y Prepared. En la planta de procesamiento, que está situada en una zona con estrés hídrico, se realizan ensayos en aras de instalar una innovadora planta de tratamiento de aguas residuales, la cual nos permitiría reutilizar los flujos de agua y reducir la necesidad de extracciones de agua.