¡A por más! - Informe de Sostenibilidad de Greenyard - greenyard.group
Greenyard-cover-banner.jpg

¡A por más!

Michael Sels

Michael Sels es el jefe de dietética en el Hospital Universitario de Amberes (UZA). También tiene un programa de cocina en el canal de televisión belga Njam, en el que presenta nuevas recetas que inspiran a los espectadores para comer más alimentos a base de productos vegetales. Hablamos con él sobre por qué es tan importante comer más frutas y verduras, y por qué, a veces, es difícil añadirlas a nuestro menú.

nutrición saludable

Por qué deberíamos comer más alimentos a base de productos vegetales
A medida que las personas son más conscientes sobre su salud, vemos una proliferación de revuelos sobre dietas, desde dietas con ayunos intermitentes a dietas basadas en zumos. Pero, realmente, la manera más sencilla para una dieta más sana es que todos añadan alimentos basados en vegetales a su ingesta diaria. Es la única dieta que podrás mantener durante toda tu vida, desde la niñez hasta la vejez.

No es ningún secreto que los alimentos basados en vegetales; como las verduras y las frutas, contienen muchos nutrientes que son beneficiosos para nuestra salud y bienestar, entre ellos, vitaminas, minerales y fibras. Poner más nutrientes en su menú le ayudará a evitar enfermedades y hará que viva más años de manera saludable. También le permitirá controlar el consumo de carne y de otras categorías de alimentos que son menos beneficiosas. En último lugar, y no por ello menos importante, también esnlo adecuado para nuestro planeta, ya que reduce la huella ambiental.


Por qué no comemos suficientes frutas y verduras
Desafortunadamente, vivimos en un entorno obesógeno. Todo está dispuesto para un máximo confort y un esfuerzo mínimo. Cuando se trata de comida estamos rodeados de anuncios de productos de comida rápida que, en la mayoría de los casos, contienen demasiado azúcar y grasa, y eso no es bueno para nosotros. Las raciones son cada vez más grandes y a todos los sitios donde vamos compramos aperitivos no saludables y bebidas con gas, siendo muy difíciles de encontrar fruta fresca y verduras.

Así que no es una sorpresa que en la mayoría de los países occidentales el consumo de frutas y verduras esté muy por debajo de las ingestas recomendadas, la cual se sitúa en 400 gramos de verduras y en al menos dos piezas de fruta. Se estima que en todo el mundo sólo consumimos unos 2/3 de la cantidad recomendada. En Bélgica menos del 5% de la población llega a ese número cuando se trata de verduras, y menos del 10% come suficiente fruta.

nutrición saludable


Qué podemos hacer ante esto
Comer es mucho más que meter nutrientes en nuestro cuerpo. Es una parte íntegra de nuestra vida social y muy arraigada en nuestros hábitos alimenticios. Tenemos que inspirar a las personas, de todas las maneras que podamos, para que pongan en su menú más alimentos basados en productos vegetales. Una manera de hacerlo es aumentar el número de momentos para comer. ¿Por qué no incluimos frutas y verduras en nuestro desayuno o aperitivo? O, ¿por qué no las usamos como la base para nuestros pasteles, rollitos, masas de pizzas o para untar en sándwiches? Como efecto colateral, esto también nos permitirá usar flujos residuales que, de otra forma, se desperdiciarían.

La conveniencia es otro asunto importante. Generalmente, los métodos de cocina tradicionales nos quitan mucho tiempo. Introducir formas nuevas y alternativas de prepararlos puede dar a las personas una alimentación saludable mientras recuperan tiempo para hacer otras cosas. Necesitamos encontrar maneras de hacer que las frutas y las verduras encajen en nuestro estilo de vida cambiante y hacer que sean tan fáciles de consumir como otros aperitivos. ¿Cómo podemos añadirlas a la bolsa del almuerzo de nuestros hijos? ¿Cómo podemos comerlas durante la pausa para comer en el trabajo?


Qué puede hacer Greenyard para ayudar
Necesitamos implicar a cada actor de la sociedad si queremos llevar a cabo esta transición hacia hábitos alimenticios más saludables y más sostenibles: consumidores, minoristas, agricultores, políticos, medios de comunicación, etc=. Una empresa como Greenyard se encuentra, sin duda alguna, en una posición única para hacer la diferencia ya que pueden ayudarnos a encontrar soluciones creativas para promover el consumo de frutas y verduras y aumentar su visibilidad.

La industria puede hacer que las cosas sean más sencillas para los consumidores desarrollando soluciones cortadas y montadas previamente, además de listas para comer, algo que ahorra tiempo durante la preparación. Incluyendo recetas en el envase podemos ayudar a que las personas descubran nuevas formas de usarlas en sus comidas. Introducir nuevas variedades, colores, formas y tamaños puede hacer que las frutas y verduras sean una propuesta más atractiva para los consumidores.