Apoyando estilos de vida saludables - Informe de Sostenibilidad de Greenyard - greenyard.group
Greenyard-cover-banner.jpg

Apoyando estilos de vida saludables

 

En Greenyard hacemos todo para dar a nuestros clientes la comida de mejor calidad y para minimizar los desperdicios de alimentos. Definimos desperdicios de alimentos como la comida que estaba destinada para consumo humano, pero que no se usó para esa finalidad. En nuestros objetivos prestamos más atención a esto para minimizar los desperdicios alimenticios evitables ya que algún desperdicio de alimentos será inevitable debido a la calidad o a aspectos de seguridad alimenticia sobre los cuales nunca nos comprometeremos.

estilo de vida saludable

Nuestro modelo de cliente único completamente integrado del campo al plato es la mejor manera de evitar los desperdicios de alimentos. Significa que estamos satisfaciendo constantemente la demanda de nuestros clientes, con la capacidad de suministro y producción de nuestros agricultores. La prueba de nuestro modelo puede verse en el bajo porcentaje de desperdicios de alimentos en el nivel de tienda entre clientes que usan un enfoque completamente integrado, lo que significa que podemos asegurar que sus stocks en frutas y verduras estén siempre en el nivel adecuado. Estos modelos requieren mucha confianza y se vuelven útiles no sólo debido a nuestra manera de trabajar, sino también debido a la gente que se está asociando para suministrar a los consumidores frutas y verduras saludables.

El consumidor sigue siendo una parte de la cadena en la que que debemos mejorar en términos de desperdicios de alimentos. Especialmente en Europa y los Estados Unidos, la mayor cantidad de desperdicios de alimentos se origina en los hogares, donde los consumidores no almacenan los productos correctamente o simplemente no los usan de manera oportuna. Dado que el consumo de fruta y verduras sigue estando muy por debajo en todos los mercados en los que suministramos nuestros productos, no podemos decir que la gente compre demasiado. Se observa con satisfacción que los minoristas y los gobiernos están intentando aumentar la concienciación sobre comer productos más saludables y evitar los desperdicios de alimentos, ya que aún hay mucho margen de mejora en este sentido.